INESPERADO GIRO

0
99

Un inesperado giro tomó la investigación por la muerte de un menor en sector San Ramón quien iba rumbo a clases al colegio Teodosio Urrutia, de Villa Pidima.

Se cree que el estudiante habría encontrado unos cables eléctricos los cuales habrían caído durante la noche, por lo que el adolescente habría tomado contacto provocándole la muerte de forma fulminante.

De la investigación se concluyó que desconocidos habían derribado los árboles probablemente para obstaculizar el paso, los que con su caída provocaron los cortes del tendido eléctrico. 

El comisario Rodrigo Pizarro, subjefe de la Brigada de Homicidios de Temuco, indicó que junto al laboratorio de criminalística concurrieron al sitio del suceso y que las diligencias continúan a fin de esclarecer por completo el deceso del escolar.-