DESTACAMOS A ESFORZADA Y ORGULLOSA MADRE

0
800

COLLIPULLI.- Pese a que falta mucho aún para recordar el Día de la Madre y homenajearlas,  hoy como medio de comunicación de Collipulli, queremos destacar a una madre, que pese a una serie de dificultades ha logrado que sus tres hijos,  se hayan convertido en profesionales y han respondido al esfuerzo, que como mujer sola, sin la compañía de un hombre a su lado, superó aquellas dificultades que la vida le puso por delante.- Por ellos trabajó en todo lo que pudo, nos indicó.-

Nos referimos a María González Parra, conocida popularmente en nuestro medio, como “Toña”.-

 Nos encontramos con ella hace algunos días y nos relataba cómo ha logrado salir adelante en un ambiente adverso; con mucha dificultad para movilizarse, pues desde siempre, tuvo dificultades  por displacía.-

  Con su trabajo y esfuerzo evidencia  que, a pesar de las adversidades, estaba dispuesta  a “jugárselas todas” por el bienestar de su familia; ella y sus tres hijos.-

Sus hijos  Mauricio, excelente deportista y hoy ingeniero, labora en Mina Invierno Punta Arenas, José Luis constructor civil, encargado de algunos Parques Eólicos y Scarlett acaba de terminar su carrera de medicina, recibe ya su título de Médico General.- “Me siento orgullosa de mis hijos, muy buenos hijos, están siempre pendientes de mi”, nos indica.-

 Durante 43 años, agrega Toña, trabajé haciendo y vendiendo tortas y también desarrollé otras actividades; a todos quienes me han ayudado, solo para ellos,  tengo palabras de gratitud, sostiene.-

Con esfuerzo, esta madre, que además también cumplió en un momento dado las funciones de padre, se convierte  en ejemplo de las madres que tratan de salir de la adversidad.  

 Trabajaba de sol a sol con la esperanza de darle un mejor futuro a mi  familia y lo he logrado, más que nada para ellos, no para mi, pues yo ya he vivido y pese a todo -nos indica- como familia, con dificultades, hemos logrado lo que me   propuse, hacer de mis hijos, los mejores.-

 “Los esfuerzos que hice,  nos agrega finalmente,  fueron   para que ellos tuvieran un futuro diferente al que yo tuve”, indica Toña González, quien desde pequeña siempre soñó con una familia de bien.-

 Tras contarnos orgullosa de sus hijos, se despide y se aleja rápidamente y lo hace sentada en su silla de ruedas eléctrica, con ésta, nos dice recorro Collipulli y puedo llegar a hacer mis compras; haciendo de paso un llamado para que los transeúntes y también los automovilistas, ofrezcan siempre facilidades para quienes, como en su caso, son personas con  problemas de movilidad.-