En riesgo vital continúa el menor que fue baleado por un carabinero en Collipulli

0
125

Integrantes del Departamento de Derechos Humanos del Colegio Médico que visitaron en la Clínica  Alemana al joven que fue baleado por un carabinero el pasado 19 de diciembre en Collipulli indicaron que Brandon Hernández Huentecol todavía permanece  en riesgo vital.

Lo anterior debido a las múltiples lesiones que sufrió en sus órganos internos y la pérdida traumática de una parte del hueso de la pelvis en su lado derecho, donde recibió el disparo de la escopeta de perdigones a pocos centímetros de su cuerpo.

«Los primeros días él estuvo en riesgo inminente por su vida, de hecho eso se mantiene, él está en una situación de gravedad permanente. A pesar de las múltiples cirugías que se la han practicado mantiene riesgos importantes que ponen en peligro su vida, está en una condición muy compleja», precisó el doctor Enrique Morales del Colegio Médico.

Multiples lesiones

El facultativo agregó que sólo la recuperación de las heridas del menor durará varios meses debido a las lesiones que tiene, ya que producto del impacto y de los perdigones, Brandon tuvo 12 roturas en su tracto digestivo, rompimiento de arterias y de nervios.

Además, por el disparo, esa parte de la pelvis está rota en trocitos «ya que casi fue molida por la detonación. Esto provocó una hemorragia masiva. Lo que a él le pasó normalmente es mortal, muy pocas personas se salvan de eso», agregó el médico.

Morales dijo que se deben destacar dos cosas en el caso, «la acción rápida del padre que junto a vecinos sube a su hijo a un vehículo policial y le exige a carabineros que trasladen a su hijo a un centro de salud de inmediato y la atención que recibió en el hospital de Angol donde rápidamente las lesiones internas son suturadas y se detiene el sangrado», comentó el facultativo.

Los integrantes del Colegio Médico elaborarán un informe en conjunto con el Instituto Nacional de Derechos Humanos que será entregado a sus padres.

Junto con agradecer la visita y el apoyo que le brindaron los médicos al visitarlo en la Clínica Alemana, Diego Hernández, padre del menor herido, hizo un llamado para que lo ocurrido con Brandon nunca más vuelva a ocurrir.- (Ramón Tolosa C., El Diario Austral)