Piden regular plantaciones de monocultivo para proteger a población, fuentes de agua y bosque nativo

0
142

La Red por la Defensa de los Territorios señaló que el modelo forestal sostenido por grupos multimillonarios, es el principal responsable de los actuales focos de incendios y de la creciente crisis hídrica en el centro sur del país, lo que estaría llevando a un demencial estado catastrófico y que es urgente regular las plantaciones de monocultivos de árboles porque existe descontrol y grave riesgo a la población y a las últimas reservas naturales, siendo indispensable “terminar con este modelo que además succiona las fuentes de agua del centro sur de Chile”, señalaron.

En una carta dirigida a CONAF en la Araucanía se señaló: manifestamos que diversas plantaciones de monocultivos forestales de empresas se encuentran rodeando fuentes hídricas, contrariamente a lo que establece la ley, afectando gravemente la disposición de agua. Eso Conaf lo sabe ya que es absolutamente visible a través de las imágenes satelitales y de cartografía, especialmente en zonas de Malleco.      Son cientos de miles de hectáreas de bosque nativo las que han desaparecido en la Araucanía en los últimos decenios,  la mayoría para sustituirlos por especies exóticas de pinos y eucaliptus.

Asimismo, miles de hectáreas de nativos se han quemado. Es urgente erradicar las plantaciones de monocultivo como el pino, eucaliptus o la avellana europea, que siguen avanzando a zonas cordilleranas. Es urgente que se adopten decisiones de emergencia entre Conaf y ONEMI que eviten riesgos a las poblaciones rodeadas de plantaciones en  Ercilla, Victoria, Puren, Los Sauces, Capitan Pastene, Loncoche, Nueva Imperial, Collipulli, entre otras   y se protejan los pocos ecosistemas que quedan, en su mayoría, al interior de reservas naturales bajo el cuidado y administración de CONAF”, indicaron.

La Red a través de un comunicado público ha señalado frente a la catástrofe de incendios y crisis hídrica: “Es urgente poner freno y exigir medidas de reparación a los territorios, como son la revitalización de ecosistemas y bosques nativos, siendo asimismo fundamental resguardar las últimas reservas naturales que quedan y las fuentes de agua que progresivamente vienen disminuyendo y que para más, están amenazadas por múltiples proyectos de energía, particularmente hidroeléctricas”, señaló la Red de Defensa de los Territorios.-