ACCIDENTES, UNA GRAN EPIDEMIA

0
100

Los accidentes de tránsito son considerados una epidemia, según la Organización Mundial de la Salud, pues 1,2 millones de personas mueren cada año debido a siniestros. Chile es parte de esa realidad, según el último informe de la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset): los accidentes por conducción imprudente y exceso de velocidad se elevaron un 11,5% en los últimos 10 años.

El informe señala que se han producido 672 mil siniestros viales entre 2007 y 2016. De ese total, los eventos relacionados con sobrepasar los límites de velocidad alcanzan los 65.077, lo que produjo la mayor cantidad de fallecidos, con 4.440 personas.

El estudio añade que la imprudencia de los conductores, además, ha provocado 313 mil siniestros en 10 años, lo que ha dejado como resultado 3.651 víctimas. La tercera causa de los accidentes de tránsito es el consumo irresponsable de alcohol, con 47 mil eventos, que han dejado como saldo 1.823 fallecidos.

El informe añade que entre 2015 y 2016 se produjo un alza de un 9,4% de las colisiones, debido a que los choferes perdieron el control de su automóvil debido a la rapidez con que manejaban. Esto llevó a que las personas que perdieron la vida aumentaran 9,6%.

La secretaria ejecutiva de la Conaset, Gabriela Rosende, explicó que preocupa la velocidad imprudente en los choferes: Un 30% de los fallecimientos se produce por esa razón.

CIFRAS

Durante 2016, según Conaset, la mayor cantidad de siniestros ocurrió en diciembre, con 712 accidentes. Carolina Figueroa, presidenta de la Fundación Emilia, coincide con estos datos: Esto se debe a que hay fechas importantes en las que viaja gran cantidad de gente, dice. Pero añade que a pesar del incremento de automóviles en la calle, no aumentan las fiscalizaciones. De acuerdo al estudio de la Conaset, en septiembre hay menos accidentes (542 siniestros) que durante el verano, pues crecen los controles de alcotest o de velocidades.

En este plano se establece también que son los jóvenes quienes más vulneran la Ley.- Claudia Rodríguez, directora de la ONG No chat a bordo, afirma que se debe aprobar la norma que permita sancionar de manera más drástica a los pilotos imprudentes, que conducen hablando por teléfono.-