BOMBERO MARTIR, SIGUE DANDO VIDA

0
161

El bombero Nicolás Soto Estroz, quien falleció tras accidentarse en el combate de un incendio forestal en la Región de La Araucanía a inicios de febrero, sigue salvando vidas tras haber en vida, donado sus órganos.

Ayer se conoció el estado de un paciente identificado como Carlos San Martín, de 58 años, quien recibió el corazón del bombero mártir.- San Martín, hace  un año había sufrido un infarto agudo al miocardio con shock cardiogénico por lo que ingresó los primeros días de enero en la lista de trasplantes luego de ser internado en la Clínica Dávila por desnutrición e insuficiencia cardíaca descompensada.

«Su evolución post trasplante ha sido satisfactoria y no ha presentado rechazo. Se encuentra neurológicamente indemne y sin evidencias de complicaciones postoperatorias. Se estima que podría ser dado de alta en una semana», explicó el cardiólogo cirujano Juan Pablo Peralta, jefe del equipo que realizó la cirugía.

 El hombre de 58 años se suma a los otros cinco pacientes que recibieron los órganos del bombero fallecido, entre ellos Agustín Cortez, un niño de Talcahuano que necesitaba un trasplante de riñón.