MENSAJE DE DICIEMBRE

0
383

Hoy iniciamos el último mes del año.- Se inicia diciembre, un mes especial, pues se nos vienen días especiales;  la Navidad y la llegada al final de un nuevo año.-

 Navidad es la fiesta que consigue hacer aún más visibles los dos rasgos que mejor caracterizan a Collipulli,  la alegría y la solidaridad. Dos actitudes cuyo mérito  nos  corresponde a  todos nosotros, los ciudadanos, quienes, con nuestro gusto por la vida y nuestro esfuerzo por comprender a los demás, hacemos de Collipulli, una ciudad vital, abierta y comprometida; es decir, una sociedad capaz de afrontar las dificultades y la necesidad de cambio que nos plantea nuestro tiempo, no desde el temor o la inseguridad, sino con realismo y confianza. Vivamos, pues, estos días, pese a las apreturas económicas, pese a las restricciones por la pandemia que ha generado el Coronavirus,  con alegría, no para ignorar los problemas, sino para ser conscientes de que juntos podemos trabajar para darnos nuevas razones para el optimismo.

El año que pronto concluirá ha puesto a prueba esas señas de identidad.- La crisis sanitaria por la que atravesamos, la falta de trabajo, la violencia, el poco entendimiento, los despojos, el olvido  hacia nuestros abuelos, sin duda alguna,  nos ha enseñado la necesidad de esforzarnos en un objetivo que debemos mantener a toda costa: que  Collipulli, sea siempre una ciudad mejor para vivir, no solo para los que han sido económicamente favorecidos por la vida o por la suerte, sino que para todos, especialmente para aquellos que menos tienen.- Para quienes han sido golpeados por los efectos de la pandemia, para quienes han perdido seres queridos, la mirada y reflexión es levantar nuestra frente con optimismo.- Vendrán días mejores.-

Les  invito, desde esta tribuna,  a que    descubran  durante estos días, los últimos de este año 2020 el verdadero sentido de la solidaridad, del amor, de la paz, de la amistad,  de las oportunidades.  

 Desde ya, y como medio de comunicación de Collipulli  hacemos votos,  para que la justicia social se haga realidad en definitiva en nuestra querida patria, que no sean promesas, que todo se haga realidad, creemos que sería el mejor regalo navideño para todos.-(Mario Grandón Castro)