EMOTIVA LICENCIATURA LICEANA SE VIVIÓ EN COLLIPULLI

0
284

COLLIPULLI.- Después de un año de actividad escolar, el último para una generación, se llegó al momento culmine dentro de la vida de un Liceano, La Ceremonia de Licenciatura, una ocasión que conjuga la alegría y el pesar del alejamiento, la nostalgia de todo tiempo pasado que queda en un baúl escondido de la memoria.

En el gimnasio del establecimiento se desarrolló  este jueves  el acto   solemne  en donde recibieron sus licencias 209 alumnos de cuartos años medios, considerando  los de especialidades, como alimentación colectiva,  técnico en educación de párvulos, enfermería y estructuras metálicas, además los pertenecientes al segundo nivel de educación de adultos(vespertina).- De los cuales 176 pertenecían a la jornada diurna y 33 a la jornada vespertina.-

El acto reunió al menos a unas 300 personas quienes vieron entrar a los jóvenes alumnos y alumnas del plantel hacia el lugar destinado a recibirlos en su despedida de las aulas.  

Primero por última vez como alumnos liceanos la interpretación del Himno Nacional, luego la despedida de sus compañeros de tercero medio, posteriormente la entrega de premios y distinciones, para pasar al momento de entrega de sus Licencias, la que estuvo a cargo de sus profesores jefes.-

 La despedida de los alumnos estuvo a cargo de la directora Miriam Apablaza Ramos.-

 En la oportunidad el conocido comerciante de la ciudad, Luis Sandoval Bascur como ya es tradición, desde hace 28 años,  hizo entrega de un premio especial al alumno más esforzado,        y lo hizo en memoria de su esposa Luisa Monteiro  e hija Magaly Sandoval, ambas  fallecidas.- Premio que recayó en la persona de la alumna Aylin Erices  Parada.-

En tanto el Club de Leones, representado por el socio José Orellana Veloso, entregó el premio “Víctor Durán” al alumno Brandon Contreras.-

 El socio de Rotary Club Francisco Pérez Díaz, en nombre de la institución  hizo entrega del premio al mejor rendimiento del área técnico profesional, que recayó en la alumna Francisca Jara Díaz.-

 La ceremonia fue presidida por el alcalde de la comuna Manuel Macaya Ramírez quien, al retirarse del plantel,  señaló  haber compartido la alegría y emoción, no solo de los alumnos licenciados, sino que de padres, apoderados y familiares, de los jóvenes que dejan las aulas del Complejo Educacional.-   

Así culminaba una ceremonia, entre la emoción de los alumnos y de los padres que veían a sus hijos emprender un nuevo viaje, la alegría de quienes los vieron   crecer y el anhelo del mejor de los futuros para toda la promoción, para que sus decisiones mantengan la línea y el espíritu que los llevó a consagrarse como una generación que pasó por las aulas del Complejo Educacional Collipulli.